La NIC 2: Ejercicios de aplicación

 
 
 

Remitente

Destinatario

Si desea enviar este contenido a más de una persona, separe sus direcciones de email con comas

Antes de exponer los ejercicios y sus soluciones incluimos algunas nociones sobre los diferentes tipos de descuentos así como las propuestas que la NIC 2, en nuestra opinión, plantea al respecto.

1. CLASES DE DESCUENTOS

  • a) Descuentos Comerciales:

    Los derivados del proceso de negociación de la compra, de la existencia de relaciones especiales entre comprador y vendedor o de promociones y circunstancias concretas de mercado. Normalmente se encuentran especificados en la factura emitida por el proveedor. Pueden obtenerse también como consecuencia del volumen comprado en un determinado período, pudiendo estar condicionados a la obtención de un cierto volumen al final del período. Este tipo de descuentos, si son conocidos o razonablemente estimados se deducirán del precio de adquisición.

  • b) Descuentos originados por el incumplimiento de las condiciones del pedido:

    Defectos de calidad, incumplimiento en los plazos de entrega u otras situaciones análogas. Normalmente surgen con posterioridad a la recepción de la mercancía, por lo que pueden deducirse en la factura. En ocasiones surgen incluso con posterioridad a la recepción de la factura, por lo que dichos descuentos se producirán fuera de la misma. La NIC 2 no distingue, al igual que para los descuentos anteriores, si están o no dentro de la factura. Una vez considerados descuentos, rebajas y similares, se deducirán del coste de adquisición.

    Para la NIC 2 los descuentos de los apartados a) y b) no ofrecen duda al respecto de su deducción del coste de adquisición. No distingue, a diferencia del PGC, sobre el hecho de encontrarse o no incluidos en factura los descuentos, rebajas y similares. Al igual que la resolución del ICAC (BOICAC nº 17 de julio de 1994), entiende que con independencia de que figuren o no incluidos en factura, siempre que puedan imputarse razonablemente a un determinado conjunto de compras deben ser considerados como menor valor de las existencias.

    En el caso de producirse descuentos que presenten dudas sobre las existencias que los han causado, dichos descuentos no deberían minorar su valor, trasladándose su saldo directamente a resultados.

    Así, atendiendo a los descuentos planteados en el ejemplo relativos a baja calidad, incumplimiento en las condiciones del pedido y rappels, se deducen del coste de adquisición.

  • c) Descuentos obtenidos por adelantar el pago sobre las condiciones normales del comercio o las previamente acordadas

    Con respecto a los descuentos financieros del apartado c), algunos autores consideran que todos los descuentos por pronto pago sobre compras tienen la consideración de ingresos financieros y como tal no disminuyen el precio de adquisición. En nuestra opinión, entendemos que la normativa internacional se refiere a ellos sólo cuando se produzcan descuentos financieros (o gastos financieros, por extensión a los gastos por aplazamiento) relacionados con el prepago (o postpago) que hagan diferir al importe que consta en la factura original del valor razonable de los bienes entregados (por incluir un importe significativo -anormal- en cuanto a imputación de intereses). En ese caso deberán ser considerados como tales ingresos (o gastos) financieros y no se tendrán en cuenta como deducibles del coste de adquisición.

    En los demás casos, cuando el valor de la transacción según el importe que consta en la factura original se ajusta al valor razonable de los bienes intercambiados -medido normalmente por el efectivo entregado o que se va a entregar-, los descuentos se deducirán del coste de adquisición, de tal forma que el importe de la adquisición de las existencias coincidirá con el importe nominal de la factura, del que ya se han deducido la totalidad de los descuentos.

    En este sentido, los argumentos esgrimidos se sitúan en concordancia con el tratamiento contable de la NIC 18 para el registro de los ingresos ordinarios. Aun tratándose de la contrapartida que lleva a efecto la empresa adquirente cuando compra las existencias que han generado los ingresos ordinarios a la empresa que los vende, podríamos argumentar a favor de la deducción de los descuentos sobre compras por pronto pago refiriéndonos a los párrafos 10 y 11 de dicha norma:

10. .... se valorarán por el valor razonable de la contrapartida recibida o por recibir, teniendo en cuenta el importe de cualquier descuento, bonificación o rebaja comercial que la empresa pueda otorgar. 11 ... en la mayoría de los casos, la contrapartida revestirá la forma de efectivo u otros medios equivalentes al efectivo, y por tanto, el ingreso ordinario se mide por la cantidad de efectivo u otros medios equivalentes recibidos o por recibir. No obstante, cuando la entrada de efectivo u otros medios equivalentes se difiera en el tiempo, el valor razonable de la contrapartida puede ser menor que la cantidad nominal de efectivo cobrada o a cobrar. Por ejemplo, la empresa puede conceder a un cliente un crédito sin intereses o acordar la recepción de un efecto comercial cargando un tipo de interés menor que el del mercado como contrapartida de la venta de bienes. Cuando el acuerdo constituye efectivamente una transacción financiera, el valor razonable de la contrapartida se determinará por medio del descuento de todos los cobros futuros, utilizando un tipo de interés imputado para la actualización ... la diferencia entre el valor razonable y el importe nominal de la contrapartida se reconoce como ingreso financiero por intereses ...

Igualmente, la NIC 39 de Instrumentos financieros cuando se refiere a los préstamos y partidas a cobrar (clientes o anticipos a proveedores, en el caso que, por analogía, nos ocupa) señala que, como el resto de activos financieros, la entidad en su reconocimiento inicial los valorará por su valor razonable ajustado (apartado 43) ... para indicar a continuación, y refiriéndose a estas partidas en concreto, que se valorarán al coste amortizado utilizando el método del tipo de interés efectivo (apartado 46, a); lo que en nuestra opinión viene a coincidir con la anterior versión de esta NIC cuando decía: normalmente se valorarán según el importe que consta en la factura original, a menos que el efecto de la imputación de intereses pudiese resultar significativo.

En principio, el coste de las existencias coincide con el importe de la factura original, no encontrándose incluidos en ella los costes financieros de un aplazamiento posterior, los cuales se registrarán de forma independiente al coste de las existencias. En caso de encontrarse en la factura de forma implícita, por haberse negociado el pago en ese plazo, y siendo éste habitual, formarán parte del valor razonable negociado entre comprador y vendedor y coincidirá con el efectivo a entregar, no tratándose, en consecuencia, de tales costes financieros de aplazamiento. Éste no es el caso del ejemplo planteado.

En el supuesto de que el valor razonable fuese menor que el efectivo a entregar porque se encontrase de forma implícita un aplazamiento del pago sin intereses o con un menor interés del habitual en el mercado, en ese caso habría que actualizar los pagos futuros para ajustar el valor razonable y registrar la diferencia entre éste y el nominal como gasto financiero, el cual se periodificará convenientemente (NIC 18, apt. 11).

De acuerdo con los comentarios realizados, los descuentos sobre compras por pronto pago del ejemplo planteado disminuirán el coste de adquisición -el efectivo entregado se ajusta al valor razonable de la mercancía entregada-, mientras que los costes de aplazamiento no incrementarán el coste de adquisición, pasando a tener la consideración de gastos financieros imputables a resultados.

2. COMENTARIOS RELATIVOS A LA INCLUSIÓN O NO DE DETERMINADOS GASTOS ADICIONALES

  • Los gastos adicionales que se originan antes de la entrada de los materiales en el almacén formando parte del coste de adquisición, serán los que resulten necesarios para dar a los mismos su condición y ubicación actuales. Tal es el caso de los transportes, derechos de importación e impuestos no recuperables. No tienen sin embargo tal consideración los gastos de seguros, depósito y custodia, que se asignarán directamente a resultados. No se consideran costes de adquisición necesarios para disponer de los elementos y dar a los mismos la condición y ubicación que les corresponde.

    Con respecto a los costes ocasionados después de la entrada de los materiales en el almacén, según la normativa contable vigente hasta la fecha, no se tienen en cuenta para incrementar el precio de adquisición, formando parte de los costes de aprovisionamiento, que a su vez se incluyen en el coste de transformación, en caso de producirse tal proceso productivo. Si se tratase de mercaderías se asignarán a resultados directamente. Sin embargo, la NIC 2 incluye en los costes de adquisición los de manejo ... así, como otros costes directamente atribuíbles a la adquisición, sin excluir los posteriores a la entrada. En la última versión de la NIC 2 se ha sustituido almacenamiento por manejo. En consecuencia, atendiendo a la última redacción, entendemos que permite incluir costes de manipulación posteriores a la entrada de los materiales en el almacén, siempre que sean necesarios para darles la condición y ubicación necesarias para el uso que se les ha destinado. Ahora bien, los derivados de la gestión y control de almacenes, podrían quedar excluidos del coste de adquisición, pasando a formar parte de alguna de las partidas anteriormente mencionadas. En el ejemplo que nos ocupa, pasarían a formar parte de los costes de transformación como costes indirectos no derivados de la producción -párrafo 15-. En uno u otro caso, incluyéndolos o no en el coste de adquisición, al no tratarse de costes de administración generales y sí de costes que han contribuido a dar a las existencias su condición y ubicación actuales, formarán parte del coste de transformación. Hemos optado por no incorporarlos en el coste de adquisición, para posteriormente añadirse al coste de los productos como costes indirectos no derivados de la producción.

  • El IVA no supone un incremento del precio de adquisición por tratarse de un impuesto repercutible.
  • Los gastos originados por la selección de proveedores, estudio de ofertas, etc., no deben alterar el precio de adquisición. Es aplicable la excepción c) del párrafo 16, al ser costes indirectos de administración que no han contribuido a dar a las existencia su condición y ubicación actuales....
  • Las subvenciones no relacionadas con una adquisición concreta no debieran alterar en ningún caso el precio de adquisición. Resulta igualmente discutible, y en consecuencia opcional, la deducción de las subvenciones directamente imputables a un material o producto determinado. En este sentido, la NIC 20 en su párrafo 29 establece que las subvenciones de explotación se presentan a veces como un ingreso más en la cuenta de resultados, ya sea como rúbrica separada o bajo denominaciones generales tales como "otros ingresos"; alternativamente pueden aparecer como deducciones de los gastos con los que se relacionan. Uno y otro método se consideran aceptables y así se argumenta en los párrafos 30 y 31.

    En esta línea, las subvenciones comunes no se han deducido del importe del coste de adquisición de los materiales, argumentando que resulta inapropiado compensar ingresos generales con gastos específicos ... Por el contrario, hemos deducido las subvenciones de explotación relacionadas con la adquisición del producto Y, teniendo en cuenta que tal vez la empresa no hubiera incurrido en esos gastos de no haber contado con la expresa subvención ...

  • Los gastos ocasionados como consecuencia de la huelga se consideran excepcionales y, por lo tanto, no deben alterar el precio de adquisición (párrafo 16, apartado (a): las cantidades anormales de desperdicio de materiales, mano de obra ...).

Ejercicios de aplicación de la NIC 2 para la valoración del coste de adquisición de materiales

Autores: Begoña Prieto Moreno y Julio Mata Melo

(Profesores de la Universidad de Burgos)

La empresa "M" dedicada a la comercialización y venta de los productos A, B y C realiza las siguientes operaciones relacionadas con la adquisición de materiales destinados a la elaboración de los mencionados productos:

  • Materiales destinados a la elaboración del Producto A
    • Compra 1.000 unidades de materia prima X destinada al producto A a 10.000 u.m. cada una, obteniendo un descuento por pronto pago de 200.000 u. m., tal y como se especifica en las condiciones generales de pago. IVA deducible 16%.
    • Posteriormente, el proveedor nos abona 500.000 u.m. por no ajustarse la mercancía a la calidad deseada.
    • Los rappels que estimamos nos van a conceder los proveedores de la materia prima X ascienden a 300.000 u.m.
    • Portes 100.000 u. m.
  • Materiales destinados a la elaboración del Producto B
    • Compra de 2.000 unidades de materia prima Y destinada al producto B a 8.000 u.m. cada una, obteniendo un descuento por volumen de pedido de 200.000 u. m. IVA deducible 16%.
    • Por incumplimiento de los plazos de entrega nos realizan un descuento de 200.000 u.m.
    • Los gastos por aplazamiento en el pago ascienden a 300.000 u.m.
    • Dicha adquisición está subvenciona por un importe de 100.000 u.m.
  • Materiales destinados a la elaboración del Producto C
    • Compra en el extranjero 3.000 unidades de materiales Z destinados al producto C a 10.000 u.m. cada una obteniendo un descuento por volumen de pedido de 500.000 u.m. y otro por pronto pago de 300.000 u.m.. (IVA deducible 16%).
    • Derechos arancelarios 500.000 u.m..
    • Portes 150.000 u.m., de las cuales 50.000 u.m. son por cuenta del proveedor.
    • Como consecuencia de una huelga de transportes, tuvimos que tener almacenados en la aduana dichos productos, lo cual supuso 20.000 u.m.
  • Costes comunes a las tres materias primas
    • Los costes comunes para las tres materias primas (X, Y y Z) se reparten en la proporción de 1, 2 y 3, respectivamente.
    • Portes comunes 300.000 u.m..
    • Transportes entre almacenes de la empresa 90.000 u.m.
    • Seguros comunes 150.000 u.m.
    • Costes de recepción y comprobación física en almacén 150.000 u.m. (sin especificar si anteriores o posteriores a la recepción)
    • Costes derivados de la gestión y control de almacenes 400.000 u.m.
    • Gastos de selección de proveedores, estudio de ofertas... 15.000 u.m.
    • Subvenciones relacionadas con la actividad que desarrolla la empresa 300.000 u.m.

Se pide: comentar los diferentes aspectos de la NIC 2 relativos a descuentos y gastos adicionales, así como la determinación del coste de adquisición de los materiales X, Y y Z destinados a la elaboración de los productos A, B y C.

SOLUCIÓN PROPUESTA

MATERIA PRIMA X

im0000304487

MATERIA PRIMA Y

im0000304488

MATERIA PRIMA Z

im0000304489

Ejercicio de aplicación de la NIC 2 para la valoración de existencias sometidas a transformación

La empresa PEDSA trabaja sobre pedido y aplica en el cálculo de los costes los principios de valoración de la NIC 2; en un determinado periodo ha realizado las siguientes operaciones:

• Compras de materias primas por 3000 u.m. y de materias auxiliares por 600 u.m.

Los costes indirectos industriales han sido:

im0000304490

Las unidades de obra vienen establecidas por horas de Mano de Obra directa.

El coste de la sección de Mantenimiento se reparte entre los talleres de la siguiente forma:

45% para A y 55% para B.

La actividad de fabricación ha sido el 90% de la considerada como normal por esta empresa.

En el período considerado se han elaborado y facturado:

im0000304491

El cliente del producto X3 solicitó ciertas especificaciones de diseño para su producto que han supuesto la incorporación de costes por valor de 200 u.m.

Los gastos de asistencia técnica proporcionada a los clientes ascendieron a 100 u.m.

Los gastos de administración generales procedentes del asesoramiento fiscal y contable ascendieron a 500

SE PIDE: Cálculo del coste de los pedidos y cuadro de márgenes y resultados para cada pedido

DATOS EJERCICIO

im0000304492

COSTE UNIDAD DE OBRA

im0000304493

COSTE DE LO PEDIDOS

im0000304494

CUADRO DE MARGENES Y RESULTADOS

im0000304495

im0000304496

EJERCICIOS DE APLICACIÓN DE LA NIC 2 SOBRE CORRECCIONES VALORATIVAS

Ejercicio 1

Al final del ejercicio X1, según inventario realizado, las mercaderías presentan el siguiente saldo:

Mercaderías "A" (Existencias finales) .................................................................................................150.000 u.m.

Se sabe que el valor de realización de esas mercaderías es de 152.000 u.m., estimándoseles unos gastos de comercialización de 4.000 u.m..

Se pide: ajuste, si procede, en el valor de las existencias a final del ejercicio X1.

Solución 1

Valor neto realizable = 152.000 - 4.000 = 148.000

Al ser inferior el valor de las existencias finales al valor neto realizable de las mercaderías, éstas se deberán registrar por el menor, reduciendo su valor en balance por la diferencia y reconociendo la correspondiente pérdida en la cuenta de pérdidas y ganancias: ...........................................................150.000 - (152.000 - 4.000) = 2.000 u.m.

Ejercicio 2

Al final del ejercicio X1, según inventario realizado, las materias primas presenta el siguiente saldo:

Materia prima A (Existencias finales.). ...................................................................................................15.000u.m.

Se sabe que el valor neto realizable de dichas materias, deducidos los gastos de comercialización, asciende a 14.000u.m., que su valor de reposición es de 14.200u.m., y que el precio de venta de los productos terminados a los que se incorporan las materias primas no cubre esa disminución de valor.

Se pide: ajuste, si procede, en el valor de las existencias a final del ejercicio X1

Solución 2

La NIC 2 no vincula directamente el deterioro de las materias primas a la posibilidad de su recuperación en los productos terminados -pero tampoco lo excluye, dado el concepto de valor neto de realización que propone-, ni al hecho de que su coste sea o no menor que el de reposición. Ajustamos el valor de las existencias por la diferencia entre el precio de adquisición de las mismas y el valor neto realizable, reconociendo la correspondiente pérdida en la cuenta de pérdidas y ganancias

15.000.000 - 14.000.000 = 1.000.000 u.m..

Ejercicio 3

Al final del ejercicio X1, según inventario realizado, los productos en curso presentan el siguiente saldo:

Producto en curso "M" (Existencias finales). .................................................................................50.000.000 u.m.

Se sabe que los costes pendientes de realización se estiman en 30.000.000 u. m. El valor de venta de estos productos una vez terminados es de 75.000.000 y los gastos de comercialización de 3.000.000.

Se pide: ajuste, si procede, en el valor de las existencias a final del ejercicio X1

Solución 3

Al ser superior la suma de las existencias finales y los gastos pendientes de producción al valor neto realizable de esos productos, una vez terminados y deducidos los gastos de comercialización correspondientes, hemos de ajustar las existencias de productos en curso por la diferencia resultante, teniendo en cuenta su grado de adelanto:

Diferencia: (50.000.000 + 30.000.000) - (75.000.000 - 3.000.000) = 8.000.000 u.m..

Por tanto, el reconocimiento del gasto y la pérdida a registrar será la parte proporcional al grado de adelanto; es decir:

(50.000.000/80.000.000) * 8.000.000 = 5.000.000 u.m.

Ejercicio 4

Al final del ejercicio X1, según inventario realizado, los productos terminados presentan el siguiente saldo:

Producto terminado "A" (Existencias finales). ............................................................................400.000.000 u.m.

Se sabe que el valor de mercado de estos productos actualmente es de 380.000.000 u.m. No obstante, existe un contrato de venta en firme para los mismos por importe de 450.000.000 u.m. estimándoseles unos gastos de comercialización de 30.000.000 u.m.

Solución 4

En este caso, aunque el valor de mercado de los productos terminados disminuidos en los gastos de comercialización correspondientes sea inferior al coste de producción de los mismos, no hay que realizar ninguna corrección valorativa al existir un contrato de venta en firme por un importe superior al coste de producción. El precio de venta estimado sigue siendo superior al coste.

Ejercicio 5

Supongamos que la empresa "W" fabrica el producto "H" a través de la incorporación de una unidad de materia prima "A". Dicha empresa presenta al final del ejercicio los siguientes saldos en relación con sus existencias:

  • - Materia prima "A" 10.000 u. a 500 u.m./u. ........................................................................................5.000.000
  • - Producto en curso "H" 1.000 u. a 3.000 u.m./u ..................................................................................3.000.000
  • - Producto semiterminado 2.000 u a 1.000 u.m./u.................................................................................2.000.000
  • - Producto terminado "H" 2.000 u. a 5.000 u.m./u .............................................................................10.000.000

Se saben los siguientes datos:

  • - El valor neto realizable de la materia prima es de 420 u.m./u.
  • - El valor de mercado de los productos terminados asciende a 5.800 u.m./u. siendo los gastos de comercialización de 600 u.m./unidad.
  • - Los productos en curso llevan un grado de adelanto del 50%
  • - Los productos semiterminados presentan un coste de acabado de 4.500 u.m./u. La mitad de dichos productos están destinados a su venta, siendo su precio de venta de 1.200 u.m./u (gastos de comercialización 100 u.m./u.).
  • - Entre los productos terminados existe una partida defectuosa de 100 unidades cuyo valor de realización, deducidos los gastos de comercialización, asciende a 2.000 u.m./u.

Se pide: Determinar las correcciones valorativas que correspondan

Solución 5

  • - Materia prima "A": No se reconoce deterioro de valor si suponemos que los productos terminados a los que se incorpora dicha materia prima cubren la pérdida potencial.
  • - Productos terminados: No hay corrección de valor, al ser superior el valor neto realizable al coste de producción: (5.800 - 600) > 5.000; excepto para los 100 defectuosos., para los que se minorará su valor reconociendo una pérdida de: 100 (5.000 - 2.000) = 300.000
  • - Productos semiterminados destinados a la venta: No se minora su valor al superar el valor neto realizable el coste de producción (1.200 - 100) > 1.000.
  • - Productos semiterminados destinados a ser incorporados al proceso productivo: su valor de coste es superior al valor neto realizable: (1000+4.500)>(5800-600); luego la corrección de valor será por: 1.000 [(1.000 + 4.500) - (5.800 - 600)] = 300.000 u.m. Al llevar un 18,1818% de grado de adelanto (1000/5500 *100), el importe de la corrección será: 0,181818 * 300.000 = 54.545,43 u.m.
  • - Productos en curso: 1.000 [(3.000 + 3.000) - (5.800 - 600] = 800.000 u.m.. Al llevar un 50% de grado de adelanto, el importe de la corrección será: 0,5 * 800.000 = 400.000 u.m.

Etiquetas frecuentes en el fondo documental